Viernes, 10 de noviembre de 2023

Hace unos meses comenté por aquí cómo instalé una pantalla IPS en una GameBoy Color. Al hacerlo tuve que recortar parte de la carcasa y los mandos, lo cual hacía que no funcionase bien. Debido a esto, me vi en la necesidad de comprar una carcasa ya preparada para las pantallas IPS. Concretamente, compré este kit en Amazon que cuesta 25€, aunque yo pagué solo 15€ aprovechando un cheque regalo de 10€ que había conseguido gracias a Microsoft Rewards. Hay carcasas translúcidas y opacas, en mi opinión quedan mejor estas últimas porque así no se ve la parte de la pantalla que sobra, pero eso va en gustos.

Y aquí se ve el contenido del kit

Para colocar la carcasa he ido siguiendo el vídeo que se puede encontrar en el post donde comenté la instalación de la pantalla IPS, ya que lo único que no trae el kit son unas instrucciones de montaje, aunque es bastante sencillo de realizar.

En primer lugar, la parte frontal de la carcasa tiene un cerco interior (como se puede ver en la imagen anterior) que, si bien no es necesario eliminar, sí que lo recomiendan en el vídeo, por lo que lo primero que he hecho ha sido quitarlo, algo que es muy sencillo. Esta ha sido la única modificación que he tenido que realizar.

El siguiente paso ha sido atornillar el protector de la ranura de cartuchos a la parte posterior de la carcasa:

Y luego hay que pegar el embellecedor frontal (despacito para que quede bien alineado) y quitar con cuidado el papel interior que protege la parte interior del mismo, justo donde se verá la pantalla:

El resto ya es muy sencillo: con una pequeña tira de cinta de doble cara pegamos la pantalla a la parte frontal de la carcasa, la conectamos a la placa principal, que atornillaremos a la carcasa y colocamos los botones (en alguno de ellos tuve que quitar una pequeña rebaba que quedó al desprenderlo, que si no no entraba):

Después, solo falta colocar la tapa del sensor/emisor de infrarrojos y el interruptor, acomodar los dos sensores que trae la pantalla para cambiar el brillo y la paleta, poner la parte posterior de la carcasa y atornillar todo. Parece mucho pero en realidad se tarda muy poco. En las siguientes imágenes se puede ver el cambio de la carcasa antigua a la actual:

Como se puede apreciar, en la carcasa anterior se veía un poco la pantalla IPS por debajo y además se notaban los recortes que tuve que hacer. En cambio, con esta carcasa (que no es translúcida), no se ve nada en absoluto.

He probado un poco la consola y ahora los botones responden a la perfección. Hay que reconocer que el tacto es muy bueno y el aspecto final ha ganado un montón. Merece la pena el precio de la carcasa (sobre todo si puedes conseguirla por lo que me costó a mi aprovechando alguna oferta o similar).