Martes, 7 de noviembre de 2023

El pasado fin de semana asistí a la tercera Reunión de Usuarios del Norte, también conocida como RUN QuesadaSX Fall Edition, que se ha celebrado en Hoznayo, Cantabria.

Pincha sobre el cartel para verlo en grande

A diferencia de las Reuniones de Usuarios de Barcelona, abiertas al público en general que puede visitar los diferentes stands, la RUN se asemaja más a una party en la que llevas tu equipo y te pones a jugar, programar o lo que te vaya pidiendo el cuerpo, pero a cambio se trata de un evento cerrado a los asistentes que se hubieran apuntado. Para sufragar los gastos del alquiler del local, se reeditó un juego homebrew en cartucho: el Dahku de Kralizec, en una edición muy cuidada y con algunos extras interesantes. También hubo la posibilidad de comprar camisetas del evento, con la portada del Dahku.

Pincha sobre la foto para verla en grande

Tras un viaje de cuatro horas y media, en el que por fin pude conocer a Kifo y agradecerle la fabricación de los cartuchos del Namake's Bridgedrome, llegamos a Hoznayo y después registrarnos en el hotel fuimos a cenar con algunos de los asistentes que ya estaban empezando a colocar sus equipos en el local. ¡Sí! ¡Desde el viernes! Ya que la RUN no se limitó a un único día y se celebró desde el viernes 3 al mediodía hasta el domingo 5 a las 22:00.

Después de cenar volví al hotel a terminar la presentación que iba a usar en mi charla al día siguiente, en la que explicaría cómo funcionan los diferentes scrolls del QBIQS. El sábado se despertó con lluvia (y yo con sueño), lo que provocó que muchos de los asistentes entrasen empapados en el salón donde se celebraba la RUN. Por allí fueron apareciendo muchas caras conocidas en el mundo del como Manuel Pazos, JamQue, Jon Cortázar, Antxiko, FX, theNestruo, FranSX, Pablibiris... y otros muchos. La lista es bastante larga.

Yo llevé mi Toshiba HX-10 en su maletín, junto al extensor de slots que permite tener dos slots principales en el HX-10 y un slot de I/O. En ese ordenador pinché la FlashJacks y el sintetizador de voz SVI, ya que es un periférico bastante raro de ver y pensé que a la gente le gustaría. Tras descargar el software del sintetizador e instalarlo en la FlashJacks, pudimos hacer hablar al MSX. La gente venía a escribir frases para que Charlie las fuera diciendo y nos estuvimos riendo bastante.

Y lo aproveché para saludar a todos, incluso a quienes no pudieron venir

Resulta que uno de los asistentes era Óscar Centelles y me comentó que él también tenía el mismo sintetizador y que estaba programando un programa de bingo, que bien podría haber sido el que anunciaban en las revistas que acompañaba a este hardware. A ver si lo termina y podemos verlo (y especialmente oírlo) en acción.

A las 10:30, Nany García, artífice de todo esto, dio la bienvenida a todos los asistentes y les agradeció el esfuerzo de viajar hasta Hoznayo para hacer posible la RUN...

...bajo la atenta mirada de Apolonius

A las 12 empezaron las charlas: tres por la mañana y dos por la tarde. Fue todo un acierto el hecho de que las charlas se realizasen en una sala aparte de la principal, ya que daba libertad a los asistentes para elegir si continuar con su cacharreo o parar y asistir a las charlas, que fueron grabadas y se están subiendo a YouTube.

Ahí estuve aburriendo un rato a la gente

Tras las charlas, una pausa para comer y a seguir cacharreando por la tarde. Después de las dos charlas vespertinas hubo una mesa redonda sobre derechos de autor en los desarrollos para sistemas retro, que también fue grabada (pero solo audio) y ya está disponible en YouTube.

Yo me salté la mesa redonda y estuve hablando con la gente. Probamos el Charlie en otros equipos y comprobamos que no funcionaba correctamente en un HB-F1XV (MSX2+) y tampoco en un Omega MSX (ni con la BIOS de un MSX2+ ni con la de un MSX1), así que decidí que sería una buena idea desensamblar el programa en código máquina que viene con el sintetizador para averiguar cómo funciona en realidad y ya de paso intentar aprovechar todo el potencial del chip VOTRAX SC-02, ya que el código no admite todas las funciones que el chip es capaz de realizar, como el cambio de la frecuencia de la voz para, por ejemplo, hacer que suene con una voz más femenina.

Con ayuda de theNestruo comencé esa tarea y de momento ya he averiguado cuales son los dos puertos I/O que usa el MSX para comunicarse con el chip sintetizador, solo falta ver cómo manda los datos para escribir en los registros del SC-02 que usa e intentar escribir en los demás. ¡Seguiré investigando!

Aunque el sistema mayoritario era el MSX (se pudieron ver equipos desde MSX1 a Turbo-R, además de varios Omega, MSX-VR, Zemmix...), en las diferentes mesas podíamos encontrar múltiples sistemas con los que jugar y charlar con quienes lo habían traído: Amiga, Vectrex, PC Engine (gracias Antxiko por arreglarme el mando de PCE al que no le iban los botones), un PC-9821 CX2 ejecutando el Garudius'95 y alguno más por ahí.

No, no era una errata, es el Garudius'95

Por cierto, me la dejé olvidada, ¿quién la tiene? 🤣

Pudimos probar juegos en desarrollo (como el Trucho de TheNestruo o el Rocketman de Dani Tear) y conversar con sus autores. También estuvo Jaime de Kaleido Games, que nos enseñó el progreso de su próximo juego Slam and Roll. Antxiko y Kifo agarraron el soldador según llegaron y apenas lo soltaron (bueno, Antxiko lo soltó mientras estuvo grabando las charlas), soldando pantallitas OLED a cartuchos Yamanooto y reparando cosas varias. ¡Los frutos amos!

Aunque el local estaba disponible hasta el domingo a las 22:00, casi todo el mundo se fue despidiendo el domingo por la mañana, porque tenían que volver a casa en coche o avión. Poco a poco las voces y las músicas se fueron apagando y las mesas pasaron de tener los equipos conectados a mostrar una variedad de embalajes con todo listo para volver a casa. Las caras reflejaban el cansancio (hubo gente que estuvo cacharreando hasta las tantas de la madrugada), pero en todas se veía una sonrisa de felicidad.

Y tocó despedirse de todo el mundo no sin antes prometer volver el año que viene a pasar un fin de semana cacharreando con los MSX en buena compañía.

¡Nos vemos en Hoznayo! ¡Volveré!